jueves, 5 de mayo de 2016

De qué hablamos cuando hablamos de docentes o aprendizaje conectado




En ocasión de la Global Leadership Week tuve la inmensa  alegria de compartir un encuentro de docentes amigos latinoamericanos en lo que dimos en llamar El Aula Global, una charla informal entre educadores apasionados por el aprendizaje global.  Los cinco integrantes de esta iniciativa pertenecemos a paises diferentes, excepto Viviana y yo, que incidentalmente nos vimos personalmente el año pasado en un congreso, pero que hacia ya un año que nos conocíamos virtualmente.  A pesar de las distancias entre nuestros campos de acción, nos fue fácil establecer conexiones entre lo que cada uno de nosotros tenía para decir con respecto a los beneficios de la apertura de las aulas al mundo real.  Me animo a decir que todos nos sentimos muy cómodos haciendo nuestros aportes y reconociendo desafíos comunes en los problemas que cada uno planteaba.
Me pasa cuando estoy en medio de mis colegas de habla inglesa, constantemente veo reflejadas mis preocupaciones, mi realidad, mi experiencia en el aula.  Y la conclusión es siempre:  No somos tan diferentes después de todo.  Al compartir la mesa (virtual) con colegas de mis vecinos países, las coincidencias son aún mayores, las realidades se sienten mucho más cercanas y la conexión es inmediata.  Entonces vuelvo a esos dias de 2012, cuando no sabía nada respecto a las comunidades virtuales de docentes que se reúnen para tratar temas relacionados con tecnología aplicada a la educación, por ejemplo, y a través de Twitter me entero de la Virtual Round Table, un evento que se realiza todos los años y que casualmente tendrá lugar este fin de semana.  Luego de superar las instancias del manejo de las herramientas de la videoconferencia, me impactó la camaradería y la enorme alegría y entusiasmo con que las organizadoras del evento llevaban a cabo el mismo.  También recuerdo la calidez con que se trataba a los participantes.  Hoy entiendo que el contacto con educadores entusiasmados con lo que están haciendo es vital para el docente en ejercicio de su trabajo.  En un contexto cambiante y demandante, encontrar un lugar virtual o físico donde se fomente la experiencia, se difundan nuevas prácticas, se comenten innovaciones en un marco de respeto y reflexión crítica es un descubrimiento invaluable.
Agradezco hoy a  mis amigos que me acompañaron el jueves pasado en El Aula Global, y espero ciertamente que éste haya sido sólo el comienzo.  Gracias por renovar mis energías y por ayudarme a ser una mejor docente.

El Aula Global, grabación


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada